25/8/11

SFG-BCN: ¿No querías caldo…?

También podía haberles pasado el GPS con el track y hacerles un breve tutorial de su funcionamiento pero, probablemente en un momento de enajenación, decidí que el 14 de Agosto repetiría (esta vez en sentido inverso) el trayecto que había hecho un par de semanas antes.
Conciertos del Bisbal y otras excusas de “Perogrullo” fueron dadas por algunos gallináceos para no acompañarnos en la excursión.

En último lugar (algunos llevaban pedaleando desde las cinco y media), a las seis me unía al pequeño pelotón que lentamente ascendía la carretera de Casanova dirección Cadiretes con la escasa luz que nos ofrecían un par de frontales y la “shit-light” de Manolito.
Esta vez pasamos casi por el punto más alto de l’Ardenya y descendimos rapidamente por pistas hasta Tossa.


Casi en el centro, el pequeño destello me avisa de su llegada




Saliendo de Tossa



En seguida se hicieron tres grupos. Por delante los Pro’s (Manolito y los Joans), Abel en tierra de nadie y el furgón de cola (Paco y el menda), pero como el GPS estaba instalado en mi manillar, no les quedaba otra que irnos esperando en los cruces y a un ritmo de “anar-fent” llegamos a la depuradora de Lloret y paramos para el primer bocado después de una “subidita” muy chula en la que hay una señal con un 14% también muy chulo (menos mal que no es muy larga y está asfaltada).


Cerca de Lloret de Mar (ejemplo de foto "costumbrista")



Continuamos y después de cruzar Tordera, nos enfrentamos a la subida más larga e intensa de la jornada (con la ilusión que la bajamos quince días antes) con algún tramo realmente duro en el que un “adoquinado artesanal”, al menos te permitía levantarte sin derrapar.


En el Coll de Can Benet, después de la larga subida



Rapidamente llegamos a la Font de la Brinxa donde nos intentamos reponer de la subida que habíamos dejado atrás y sin perder demasiado tiempo seguimos deshaciendo el camino. Muchos recuerdos me venían a la mente, donde disfrutamos, donde lo pasamos mal, donde reímos… y así atravesamos (con otra pequeña y dura variante) el Parc del Montnegre y el Corredor.
En Argentona y con 100 kilómetros en las piernas, había llegado el momento de parar a comer y reponer fuerzas. Asaltamos la reserva de Coca-Colas de un bar y rellenamos los depósitos a base de cuchillo y tenedor.


Los hambrientos
De Izda. a Dcha.: César, Joan R., Joan B., Abel, Paco y Manolito




Esta tortilla era más fácil rodearla que saltarla y ¡¡que rica estaba!!



Después dela comida, refrescos, helados y algún café reemprendimos el camino con la subida a la Serralada Marina por el sendero roto-roto y que subimos con más facilidad de la que me esperaba. Una vez en la "cresta" paramos en la Roca d’en Toni y el Mirador de Teià para fotografiarnos.


En la Roca




En el mirador
No se aprecia, pero al fondo está Barcelona



Queríamos intentar hacer otra variante y pasar por el Coll de la Font de Cera hasta la Coscollada (cerca del famoso “Depósito”) para bajar hasta Badalona, pero no quisimos arriesgarnos a perder el tren de las 19:30 y dejamos el GR a la altura de Alella, para cruzar después Tiana y Badalona.
Después de preguntar un par de veces en el puente de Santa Coloma y en la Plaza Orfila, dimos fácilmente con la estación que nos llevaría hacia Caldes.


Esperando el tren




Manolito, vigilando las bicicletas




Abel y Joan




Paco (¿en trance?)




César, o sea, yo



Yoli se había dejado engañar y nos recogió en la estación sobre las 20:45 a Joan, a Paco y a mí. Abel y Manolito fueron hasta Girona y Joan B. nos había “abandonado” en Badalona porque tenía compromisos y volvió por otras vías más rápidas. Aproximadamente a las 21:15 acababa mi segunda pequeña aventura veraniega algo más cansado que la otra vez.

2 comentarios:

xavi dijo...

jajajaaj... que masoques! Suposo que portaves seient de recanvi jajaja...

César C.A. dijo...

Be, masoques, només jo, perque en Narcís es va "cagar" i els altres no sabien on es ficaven, jejejjeje.
La baixada la vaig fer amb una "tija normal", i va aguantar perfectament, jejejejej

Salutacions,
César